MASIVA MARCHA DE REPUDIO A LA REPRESION EN VICENTE LOPEZ


Unos 2000 vecinos del partido bonaerense de Vicente López marcharon en la semana en repudio a la represión sufrida el lunes en San Martín y el río, donde la empresa constructora que realiza el vial costero avanza sobre la costa pública.
La marcha  comenzó poco después de las 20.30, después de proyectar sobre las paredes del edificio municipal las imágenes registradas el lunes pasado en el Paseo de la Costa, cuando,  en horas de la tarde, los efectivos de la infantería, y sujetos de civil, sin identificación alguna,  desataron una feroz represión, disparando balas de goma y golpeando brutalmente con palos a los vecinos que se encontraban completamente indefensos.
Con cantos en favor de la costa  del río que hace 10 años movilizó a la comunidad en torno a la defensa de la vida y de la naturaleza, con la creación de un espacio popular que hoy quieren destruir, los vecinos caminaron anoche hasta la Quinta de Olivos, donde la policía bloqueaba de vereda a vereda la avenida Maipú.

"Yo crecí en el Paseo de la Costa. Es parte de mi infancia y adolescencia. No me imagino no estar acá, no podría no estar", dijo una joven ante la masiva concentración.
A su turno, otra vecina, expresó su dolor por la represión del lunes pasado, de la que fue una víctima directa,  y aseguró: "la represión de ustedes - dijo dirigiéndose a la policía-  nos hace más fuertes".
"Qué diferencia hay entre los piratas y el estado que saquea al pueblo?", preguntó un abogado, vecino del partido,  tras dar precisiones sobre la marcha del amparo judicial que interpusieron los vecinos para frenar la construcción.

Después de la asamblea espontánea que se abrió en la esquina de Villate y Maipú, a pocos metros del gran despliegue policial tras el vallado, la columna retomó el camino hacia la comisaría quinta balnearia por la calle Corrientes, y  la avenida Libertador, donde los automovilistas acompañaron con bocinazos a la ya ruidosa manifestación.

La protesta terminó tras una gran batucada frente la comisaría, y ante un cordón policial.
El lunes pasado,  la represión causó además una decena de heridos y a los detenidos se les imputaron los cargos de resistencia a la autoridad, y las falsas acusaciones (hay numerosos testigos) de lesiones a un policía y rotura de vidrios de un patrullero.
Hoy domingo a las 12 los vecinos convocan a un festival en San Martín y el río.