A Scioli se le quemó un basural

Al gobernador le gusta decir que están saneando basurales, busca un perfil del absurdo Al Gore y su fábrica de fideos climáticos, y deja la conducción del Organismo Provincial en manos de un ignoto. Si no fuera por eso indicadores diríamos que Scioli vive aún en su juventud de Club social para ricos.  La cuestión es que la cháchara cae  al imperio de los sucesos. Pese a las quejas de los vecinos del barrio La Garita por el basurero municipal, se le suma que además le prenden fuego.  La escena es dantesca y pestilente. Como si fuera una escena de una película se registra constantes nubes de humo negro sobre el barrio La Garita de Cañuelas, provocadas por el incendio. El basural a cielo abierto está  ubicado sobre la margen de la ruta 6, donde los focos ígneos son bastante frecuentes por la mezcla de ramas y otros residuos altamente combustibles. Los Bomberos Voluntarios aseguraron que no habían sido convocados por la Municipalidad para apagar el siniestro.  Del Organismo Provincial ni noticias.